ene 072015
 
 07.01.2015  Posted by at 22:33 Todas notícias, Tradiciones y recetas búlgaras

El rito de bañarse con agua bendita se practicaba tres días seguidos: primero en Epifanía, con el lanzamiento de la cruz en el río o el lago. Luego, en San Juan Bautista, 7 de enero, y después el 8 de enero, dedicado a las abuelas, que es como llamaban antaño a las parteras. Después de haber pasado todos los mayores por el rito del baño purificador en los dos días anteriores, en “Bábinden”, el día de las parteras, éstas recorren las casas del pueblo en que han asistido a partos en el transcurso del año, y bañan ritualmente, siempre con agua bendita, a los chiquillos cuya aparición en este mundo vino con ayuda de sus manos. Luego las madres de éstos se dirigen a la casa de la partera para un alegre festejo femenino y hacen regalos a la abuela, la fiesta termina, bañando las madres a… la abuela partera

 

Share Button

Sorry, the comment form is closed at this time.